Científicos intrigados por actividad sísmica reciente después del terremoto más grande en la historia de Oklahoma

Los terremotos de este fin de semana fueron los más fuertes en un estado que ha visto un aumento dramático e inexplicable en la actividad sísmica.

Oklahoma normalmente tenía unos 50 terremotos al año hasta 2009. En ese año el número se disparó, el año pasado 1.047 terremotos sacudieron el estado, lo que llevó a investigadores a instalar sismógrafos en la zona. Sin embargo, la mayor parte de los sismos han sido pequeños.

El niño de cinco años, Logan Devereaux pasa junto a algunos de los ladrillos que cayeron desde tres lados de esta casa en Sparks Oklahoma, el domingo.

Los geólogos creen ahora que un terremoto de magnitud 4,7 la mañana del sábado fue un precursor de otro más grande que siguió a esa noche. Se registraron al menos 10 réplicas a media mañana del domingo y se esperan más. Dos de las réplicas, a las 4 am y 9 am, eran grandes, de magnitud 4,0.

Los científicos están desconcertados por la actividad sísmica reciente. Al parecer, el último terremoto ocurrió en la falla de Wilzetta, pero los investigadores no pueden saberlo con seguridad. Los terremotos que azotan la zona oriental de las Montañas Rocosas son más difíciles de identificar debido a que esos sistemas de fallas no están tan bien estudiados como fallas principales, como es el caso de la falla de San Andrés en California.

Arkansas también ha notado un fuerte incremento en la actividad sísmica, por la que los residentes han culpado a los pozos de inyección. Para la realización de estos pozos, las empresas de gas natural se dedican al fracturamiento hidráulico, usando un líquido para romper la pizarra y piedra para así liberar el gas natural.

Hay 181 pozos de inyección en el condado de Oklahoma, donde sucedieron la mayoría de los terremotos el fin de semana pasado, dijo Matt Skinner, portavoz de la Oklahoma Corporation Commission, que supervisa la producción de petróleo y gas en el estado en las tuberías de transporte estatales e interestatales.

Pero las compañías de gas natural dicen que no hay pruebas de una conexión entre los pozos de inyección y los terremotos, y en un estudio publicado a principios de este año por un sismólogo de la Oklahoma Geological Survey parece respaldar eso. El situar la mayor parte de la actividad sísmica del Estado no parece estar ligado a los pozos, aunque será necesaria una investigación mayor.

“Es un verdadero misterio”, dijo el sismólogo Austin Holland de la Oklahoma Geological Survey de los temblores recientes.

“Ahora mismo no hay razón para pensar que los terremotos sean causados por algo que no sea natural” como los cambios en la corteza terrestre, dijo Holland.

Fuente
Anuncios

Publicado el noviembre 7, 2011 en Control del clima y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: